Este blog se alimenta de sus comentarios, sin alimento llega la inanición.

domingo, 19 de febrero de 2012

Tarta de bizcocho

Continuo con la edición de recetas de un manuscrito del siglo pasado, +/- 70años de antigüedad, la receta de hoy se refiere a un bizcocho relleno con la opción de diferentes preparados. Cuando lean la transcripción, verán que todos los pasos son correctos, a excepción del último, cuando se une la harina al batido de huevos, excesivo tiempo de mezclado, con lo que se bajará el batido, en perjuicio de la esponjosidad final del bizcocho. A nuestra amanuense se le olvidó en esta preparación el azúcar empleada, ¿o tal vez realizaba un bizcocho sin edulcorante?. Con las cantidades que da unos 125 gramos de azúcar.
Tarta de Vizcocho  
(Respeto esta ortografía que la utiliza Francisco Martinez Montiño 1611 y como se ve nuestra amanuense)
Echaremos en 1 sopera 4 claras de huevo separando la yemas en una taza.
Batiremos fuerte las (claras) unos 5 minutos hasta que adquiera la forma del merengue a punto de nieve, se reconoce que esta bien cuando inclinamos la sopera y no escurren las claras. Añadiremos las 4 yemas mezclando bien, agregando 8 cucharadas de harina (para mi faltarían 8 cucharadas de harina  y un poco de levantina, se sigue mezclando bien todo bien por 5 minutos.
Untaremos con mantequilla bien un molde, vaciaremos el contenido y lo meteremos al horno de 35 a 40 minutos, a una temperatura no muy caliente. Luego abriremos el horno despacito para que no entre aire y veremos sí está hecho, tiene que estar dorado y algo abombado.
Lo volcaremos a una fuente, adornada de una funda de papel (blonda) y espolvorearemos con azúcar y varias almendras tostadas y picadas. Esta tarta se corta con un cuchillo en dos tapas y se le mete entre 1 y otra el relleno deseado, ya sea fruto y de flanín o chocolate con mantequilla.